Casa Miller

Ir abajo

Casa Miller

Mensaje  Devian Miller el Dom Mayo 27, 2012 3:04 pm

Entro en casa, y miro a mi alrededor. Siento como si fuera la primera vez que veo mi casa. No es demasiado grande, pero tampoco es pequeña. A mi, me encanta. Tiene vistas al mar, y el olor a sal me despierta cada mañana. Tenemos 4 habitaciones. Un salón-comedor, en el que normalmente pasamos todo el tiempo. En el ala este de la casa, está la cocina, en la que como mucho, solo entran dos personas. Después, tenemos un cuarto pequeño en el que hay un baño. Tenemos lo que normalmente tienen todos los baños de nuestro distrito: un inodoro, un pequeño lavabo para lavarse las manos, y una especie de barril en el que nos bañamos. Además, nuestra familia tiene una especie de jabones que hace mi madre con algunas algas especiales, que huelen genial. Después está el dormitorio. Parece que hay dos habitaciones separadas, cuando en realidad es una solo. Lo único que lo divide, es una mesita de noche que hizo mi padre con sus manos. Mis padres me dejaron dormir en la parte de la habitación que da al mar. Es... sencillamente perfecto... Muchas veces me duermo observando las estrellas, o contemplando el mar... Y a la mañana siguiente, me despierto mágicamente en mi cama. El dormitorio es la parte mas acogedora de la casa. La parte de la habitación de mis padres, esta siempre ordenada, y en perfecto estado. La mía no esta en desorden, pero si bastante peor que la de ellos. Hay algunos libros de pesca que les regalaron cuando se casaron por mi parte de la habitación. Debajo de mi cama, tengo un álbum secreto, en el que tengo una colección de plantas acuáticas y plantas terrestres. Todo obra mía. Estoy orgullosa de haber recopliado tanta información. Aunque la mitad, no la hubiera conseguida sin ayuda de Alexander y Vivian. Aunque más de Alexander. También hay un objeto muy curioso en la mesita de noche de mis padres... una pulsera de plata que haría que no pasasemos hambre durante unos cuantos meses. Es herencia de la madre de la madre de la madre... de mi madre. Mi madre me contó que algún día, me la daría cuando me casara. Era una especie de tradición familiar. Cada vez que alguien se casaba, se le añadía un amuleto. Un pez, un caña de pescar... echa con las manos del hombre con el que te ibas a casar. Era muy romántico... Nuestra casa, en general, es sencilla, y acogedora, como he dicho antes. Yo la adoraba.
Normalmente suele oler a los jabones de mi madre, o a pan de algas. Esta vez, olía a nuestro pan. Lo olí, y la tripa me rugió. Decidí volver a la realidad, y a olvidarme de lo que había pasado en la playa....
avatar
Devian Miller
Tributo Femenino

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 22/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.